• Selene Orega

Stilettos… más que una moda

Actualizado: 19 de may de 2020


Cuando se quiere lucir de una manera excelente, se tiene que vestir lo mejor, se necesita algo expresivo, lujoso y perfecto, que la gente pueda reconocer automáticamente; así es que la opción perfecta son los stilettos.


Este tipo de zapato son la expresión más pura del poder femenino, son sexys y glamorosos, aunque para algunas mujeres son una completa tortura. El stiletto se asocia con la imagen de mujer fatal y son considerados, muy frecuentemente, un artículo de seducción al momento de vestir, así como una característica popular en la cultura.


El stiletto nace en los años 50 en Italia, posterior a que las mujeres decidieran volver a usar zapato alto y sutil, después de que estuvieron usando zapato bajo a raíz de sustituir al hombre en los trabajos debido a su ausencia por la segunda guerra mundial. Perdieron popularidad años después, recuperándolos en los años 80, cuando llega el look de la mujer de negocios, y teniendo otro boom entrando el 2000, año en que empiezan a utilizarse para salir en la noche, para ir a trabajar e incluso para usarse con jeans.


La palabra stiletto proviene de un cuchillo corto o daga, con una hoja larga y delgada, una especie de pica hielo muy afilado, de ahí que resultara perfecto para el nombre de este zapato en cuestión, ya que posee un tacón muy alto, delgados como una aguja y la punta cubierta de metal. El tacón del stiletto varía en sus medidas; con una altura mínima de 7 cm, puede llegar hasta alrededor de los 25 cm por el uso de una elegante plataforma, además de un diámetro menor de 1 cm.


Además, los stilettos resaltan la figura femenina y acentúan sus curvas, generan una ilusión óptica de piernas más largas y delgadas, pies más pequeños y una gran altura. También modifica la postura flexionando los músculos de la pantorrilla y forman un arco en la espalda haciendo el busto y las pompas más prominentes.


Para cualquier mujer, los stilettos son la opción perfecta para combinar con un traje de falda y chaqueta sastre a la hora de ir a trabajar, también suelen usarse mucho en eventos elegantes de noche. Es por ello que los stilettos son casi una obligación en el clóset de toda mujer moderna, no por nada la diseñadora Sandra Choi expresó: “Un stiletto siempre va a ser incómodo, tiene que ser así porque tienen un ángulo anti-natural; además, tú no quieres que sean tan cómodos como una pantufla, porque de esa manera, todas pudieran usarlos y perderían su estilo”.

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo